Agreda, Soria : Ágreda comienza a preparar ‘Los Desposorios de Leonor y Jaime I’

El Ayuntamiento invita a los vecinos a la confección de la vestimenta medieval para recrear estas bodas reales que tuvieron lugar en la villa en 1221.

cartel año 2014 La Villa de las Tres Culturas se encuentra ya en los preparativos para recrear los desposorios de Jaime I de Aragón con Leonor de Castilla, que se sucedieron en Ágreda el 6 de febrero de 1221.

A tal fin, el Ayuntamiento ha brindado a los vecinos a tomar parte en esta recreación histórica que volverá a ponerse en escena durante los días 24 al 26 del próximo mes de abril. Así, contemplan la confección del vestuario que lucían cristianos, moros y judíos en aquel tiempo medieval y los días 24 y 25 de enero en el palacio de Los Castejones, los interesados podrán llevarse el traje cortado, semiterminado o completamente concluido, independientemente vaya a ser vestido por hombres, mujeres o niños.

Para tomar parte en los talleres, que serán en horario de 9.30 a 14.00 horas y de cuatro de la tarde a nueve de la noche el día 24 y de 9.30 a 14.00 horas el día siguiente domingo, los interesados deberán llevar útiles en sastrería (tijeras, alfileres, agujas, hilo, metro y jaboncillo).

Esta es la segunda ocasión que son rememoradas aquellas ceremonias reales y que también fueron escenificadas en junio del año pasado.

Ágreda, Villa de las Tres Culturas

La Villa de Ágreda, en la provincia de soria, situada en el extremo este de Castilla y León, es la embajadora perfecta para quienes provienen de las comunidades de Aragón, Navarra y La Rioja, con las cuales limita.

Situada en un lugar estratégico, entre la depresión del Ebro y la meseta Castellana, ofrece un paso inmejorable en el sistema Ibérico, bordeando el Moncayo. Por ello, Ágreda se convirtió desde tiempos inmemoriales en un lugar de paso por el que discurrienron las culturas y civilizaciones que fueron protagonistas de la historia en cada momento.

Ágreda se sitúa en als faldas del monte Moncayo (pico más alto del sistema Ibérico), a una altitud de 929 m., y más concretamente, en el valle del río Queiles, que mana en los Ojillos del Parque de la Dehesa.

El urbanismo de Ágreda se desarrolló en ambas laderas del río, aprovechando la orografía del terreno que permitía la mejor defensa frente al enemigo, siendo el promontorio rocoso de La Muela y el Barrio Moro los baluartes inexpugnables. Conforme fue creciendo la población y sus dimensiones, los barrios se fueron expandiendo, y las murallas se fueron desarrollando de cara al exterior pero también entre los distintos barrios, resultando cuatro recintos amurallados distintos en el Edad Media y en la Edad Moderna, de los que hoy nos quedan numerosos vestigios.

Entradas relacionadas