El casco histórico de Jaca se transforma en un mercado medieval Jaca convierte su casco histórico en un mercado medieval, en recuerdo de la gran actividad mercantil que hubo en la ruta jacobea. Más de cien puestos de venta de artesanía, 15 talleres de demostración de antiguos oficios y seis tabernas, además de numerosos espectáculos en la calle, darán forma a este evento a partir del 30 de agosto.

Jaca recuerda su intensa actividad mercantil de la Edad Media con la transformación del casco histórico en un mercado recién salido del siglo XII. Los días 30 y 31 de agosto y el 1 de septiembre, los visitantes podrán disfrutar de este evento, que se articulará en las inmediaciones de la plaza de la Catedral, la de Biscós y la plaza del Marqués de la Cadena.
De esta forma, Jaca celebra su mercado medieval desde el año 1993, primer año jacobeo. “Jaca fue una de las primeras ciudades seleccionadas para la organización de este mercado medieval que era en distintas poblaciones por donde pasaba el Camino de Santiago”, ha explicado la jefa del Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Jaca, Teresa Lacasta.
El mercado cuenta con artesanos gastronómicos, maestros de antiguos oficios y numerosas actividades, como juglares, músicos, titiriteros, paseos en burro y una cetrería con una importante colección de halcones. El mercado medieval, que comienza su actividad el día 30 de agosto, contará con más de cien puestos de venta de artesanía medieval y alimentos, además de 15 talleres, en los que se mostrarán oficios de la época medieval.
“Hay artesanos de todo tipo, como alfareros, sopladores de vidrio, fabricantes de artículos de bisutería, de pieles o zapateros. Es decir, es una recreación artística de lo que podría ser un mercado medieval en el amplio sentido de la palabra y del tiempo”, ha asegurado Lacasta. Contará también con puestos de degustación y seis tabernas.
Con motivo del mercado medieval, que ocupará todo el casco histórico, los servicios de recogida de basuras han previsto un dispositivo de recogida externo para que los desperdicios no se acumulen. “Esperamos gran afluencia de público”, ha comentado Lacasta, “por lo que la cantidad de público que transita y la cantidad de puestos que hay produce basura”. Así, han colgado en su web y distribuido entre los vecinos afectados un mapa en los que se muestra los puntos de recogida de basura, “para evitar que los vecinos se queden sin ese servicio o que dejen las basuras en la calle”, ha matizado Lacasta.



Author: Mercados medievales en la RED