DATOS DEL EVENTO : Festa do Esquecemento

16º Edicion mercado de tematica castrexo-romana 

FECHAS

19 AL 21 DE AGOSTO DEL 2016

LOCALIDAD Y PROVINCIA

XINZO DE LIMIA, OURENSE 

DATOS DEL ORGANIZADOR :  Asociación Cultural Civitas Limicorum

civitaslimicorum@hotmail.es

 

Hola, quería información de como publicar nuestra fiesta. Ya que contamos con un mercado de artesanía.
Esta sería la 16° edición y es de temática castrexo-romana y se celebrará el 19,20 y 21 de agosto.
No se, si necesitan más información.

María Méndez
Presidencia
Asociación Cultural Civitas Limicorum

civitas2[1]

Festa do esquecemento · un río, una leyenda, una conquista

 

La Festa do Esquecemento, “fiesta del olvido” en gallego, revive la llegada por primera vez de las legiones romanas a la otra orilla del río Limia. Cada penúltimo fin de semana de agosto la localidad de Xinzo de Limia, en Ourense, se transporta hasta el año 137 a.c.

Desde el año 2.000 la Asociación Cultural Civitas Limicorum conmemora la llegada de las tropas del general Décimo Junio bruto a orillas del río Limia. Para disgusto de éste, la tropa se negaba a atravesar aquella corriente, puesto que los soldados, llevados por su creencia en los mitos clásicos, identificaron aquel río con el legendario Lethes, “el río del olvido” ubicado en el hades, y del que se creía que sus aguas eran capaces de borrar los recuerdos de aquél que las bebiera o cruzara. Para romper esta superstición Décimo Junio Bruto arrebata el estandarte al signífero y lo cruza. Al llegar sano y salvo a la otra orilla grita los nombres de sus soldados uno por uno para demostrarles que no había perdido la memoria. Una vez cruzado el río el pueblo límico lejos de amedrentarse, plantó cara al enemigo sumiéndose en una cruenta batalla que se salda con varias vidas, entre ellas la de su jefe, el valeroso Beltaine. Por su valentía el ejército romano le brinda honores y permite que su pueblo realice sus rituales de cremación.

En la recreación de este hecho histórico participan sobre unos 200 vecinos que meses antes se dedican a estudiar y ensayar sus personajes. Cabe destacar el mérito de todos ellos ya que no son profesionales de las recreaciones y asumen este compromiso de forma voluntaria y altruista.

Durante los tres días que dura la fiesta a orillas del río se asienta un campamento con unos 30 grupos entre romanos y castrexos, sumando alrededor de 500 participantes. Las calles de esta villa de 10.000 habitantes se engalanan para acoger animaciones propias de la época y un mercado galaico-romano totalmente ambientado donde el visitante puede encontrar, artesanía, tejidos, alimentación, y como no, también esclavos traídos de otras partes de la península.