Monzon, Huesca : Del 11 al 13 de abril 26 frares templarios convivirán 50 horas en el castillo de Monzón

Dentro del programa conmemorativo del 800

aniversario de la llegada del niño-rey Jaime I a Monzón, del 11 al 13 de abril se desarrollará en el castillo la recreación histórica Encomienda Templaria de Monzón. Año 1175.




Un total de 26 frares (hermanos templarios) convivirán durante 50 horas (de las siete de la tarde del viernes a las cinco de la tarde del domingo) en las mismas condiciones de vida (alimentación, vestimenta, rezos, labores cotidianas, sujeción a la regla…) del siglo XII.

La escenificación corre a cargo de las asociaciones Medievalia, Héroes Legendarios, Trotamundos y tres grupos colaboradores llegados de Cataluña (aficionados también a la recreación histórica).

El concejal de Turismo, Jesús Guerrero, ha remarcado en la presentación que la recreación de la Encomienda Templaria de Monzón será pionera en el ámbito estatal por el marco (la fortaleza), la convivencia durante casi tres días y el rigor máximo de todos los detalles (la fidelidad a la historia).

Darío Español, de Medievalia, ha hecho hincapié en ese mismo aspecto: “Hemos cuidado hasta el mínimo detalle la vestimenta, el armamento, las comidas, los protocolos, los rezos, los castigos, las labores cotidianas, el entrenamientos con armas, el cuida de los caballos… Se nos ha podido pasar algo, pero estoy seguro de que pocas veces el público podrá disfrutar de la historia servida en bandeja como en esta ocasión”.

El castillo estará abierto al público las 50 horas. Los “frares” no interactuarán con los visitantes, pues ello hacer perder rigor a la recreación, y habrá colaboradores (narradores) que en escenas puntuales explicarán qué está sucediendo o por qué los templarios hacen tal o cual cosa.

Cada tres horas ocurrirá algo digno de atención: un rezo de antífonas o salmos, una comida, un entrenamiento con caballos, un castigo ejemplar… Jaime Peralta, el capellán, explicó que, curiosamente, la recreación cae en Cuaresma, tiempo en que los templarios “sólo hacían una comida”.

José Manuel Baena, el comendador, ha comentado que será estricto en su papel y no dudará en imponer sanciones a quienes incumplan algún precepto de la regla. Los 26 frares dormirán en la Torre del Homenaje.

Guerrero y Español han admitido que la única preocupación es “una gran aglomeración de público de las horas más atractivas para las visitas de grupos familiares”. Para hacer frente a esta eventualidad, se cuanta con voluntarios que acotarán espacios y harán las indicaciones oportunas.

Publicado en actualidad en Cinca Medio



Author: Mercados medievales en la RED